Nueva York finalmente aprobó el uso de la marihuana recreativa

Finalmente Nueva York culminó con sus largos debates en Asamblea y se unió a los otros 14 estados de UU.EE. en legalizar el uso de marihuana recreativo para adultos mayores de 21 años. La aprobación de dicho proyecto requirió reuniones durante la semana pasada entre los demócratas del Senado y la Asamblea que finalmente llegaron a un acuerdo con Andrew Cuomo, el gobernador de estado.

Sin embargo, se podría decir que era parte de una vieja promesa política efectuada por Cuomo que tras ponerse en marcha, más allá de la controversia moral resalta por sus beneficios económicos y sociales para el estado, que podría ayudar a sanear las arcas públicas tras toda la situación de emergencia causada por la pandemia.

Además, se estima que 350 millones de dólares es el monto de impuestos anuales que la legislación del Cannabis podría generar, destinando parte de esos fondos comunidades de minorías afectadas por las sentencias de posesión de este psicotrópico. En suma, esta nueva industria a desarrollar crearía entre 30 mil y 60 mil puestos de trabajo para los ciudadanos.

Esta noticia se esperaba con ansia por ser Nueva York la representación de una capital progresista y era momento de continuar con dicho legado, del mismo modo lo ha comunicado el gobernador Cuomo tras agradecer a la líder del Senado Andrea Stewart-Cousin y al líder de la asamblea Carl Heastie. Aún más, el gobernador destacó que la prohibición de la marihuana impactaba negativamente a las comunidades de color al recibir severas sentencias en la prisión.

Se busca justicia para las comunidades marginadas y será posible creando una industria que a la vez permitirá un auge en la economía y seguridad para el público interesado en el consumo. Para iniciar dicho proyecto se creará una Oficina de Manejo de Cannabis y una Junta de Control de Cannabis, nuevos organismos encargados de regular el uso en los adultos y relacionarse al programa de marihuana medicinal.